Cómics: Robert Crumb


Robert Crumb es uno de esos autores de cómics venerados por algunos aficionados, como Will Eisner, pero que yo nunca entenderé por qué.

Acepto que haya(n) sido importante en el mundillo del cómic underground, cuando los pocos tebeos que había a mediados del siglo pasado pertenecían a unas pocas editoras, Marvel, DC y poco más.

Nunca los criticaré en ese aspecto y les daré los créditos que se merezcan, pero no están hechos para mí.

En el caso de Robert Crumb, hay que mencionar también que una de las cosas que más se ha valorado a su alrededor, ha sido su incorrección, según él mismo ha confirmado sin tapujos, muchas de sus obras las escribió o las ideó a través del uso de diferentes drogas, en especial LSD.
Así no se corta al exponer sexo o escatología, entre otras lindezas, por supuesto todo muy excentrico, paranoico y, en fin, falto de lógica, lo que ya he visto a través de otros autores, como Grant Morrison en menor medida y no me gustó, sinceramente.

Puede que a otros lectores, tal vez también inspirados por "factores externos", sí les atraiga esa falta de rigor y razonamiento, lógica al fin y al cabo, a mí no.

No obstante, mi aproximación a la obra del Sr. Crumb, ha sido con obras relativamente más normales, dejando a un lado la experimental Mr. Natural, que ya mencioban Def Con Dos en un tema dejándolo como una serie que puede dejarte loco.

La primera obra que leí de Robert Crumb, fue Kafka, lógicamente una biografía al estilo Crumb, pero biografía bastante fiel del autor austriaco, un tipo que, ya de por sí fue una persona bastante rara, que encima vivió una época bastante difícil siendo judío, a pesar de que él no llevaba muy a rajatabla eso de ser religioso, pero vamos, a los nazis eso les daba bastante igual...

Su dibujo es "feísta" y con mucho trazo, salvando las distancias, me recuerda al de Frank Miller, aunque Crumb es mucho más caricaturesco, obviamente.
En general su tono suele ser cómico, por mucho que trate temas serios o con seriedad, nunca se olvida de alguna gracieta, o de alguna mueca.

La biografía de Kafka es bastante correcta, y por ello decidí darle otra oportunidad.
Una de sus obras mejor criticadas es Génesis, que también trata un tema peliagudo, nada menos que precisamente lo que dice su nombre, el Génesis de la Biblia en formato cómic y con Robert Crumb nada menos como autor, telita.

Lo cierto es que mucha gente lo critica positivamente por tratar un tema complicado, y difícil, porque al fin y al cabo no deja de ser un tochazo histórico de hijos de nietos de primos de Abraham y así hasta el infinito, o sea a pesar del toque humorístico, del dibujo de Crumb, es un pestiño infumable, que en su versión original ni los más beatos afirmarían que es su libro preferido, hehe

Lo terminé leyéndolo a ratos, debido a la forma en que está escrito no es necesario leerlo de principio a fin para no perder el hilo precisamente...

Así por último llegué, y de hecho dejé sin terminar a otro cómic de Crumb, porobablemente el último que "lea" de este autor, porque como empecé diciendo, sintiéndolo mucho, no es para mí.
Se trata nada menos de "La historia de mi vida", una autobiografía, que pensé sería más personal, lógicamente, con sus tics, y que además podría arrojar luz sobre este tipo tan peculiar, pero, quizá por la pesadez de Génesis, acabé demasiado harto de él y de su estilo, y como he dicho, ni la acabé.

Personalmente no aguanto a Crumb, quizá elegí mal las obras con las que conocerlo, no obstante así también esquivé cómics más psicotrópicos que igualmente me habrían parecido insufribles, quizá ya venía con malas pretensiones con este tipo, pero no, no me gusta, será para otro tipo de lectores, prueba, ; )

Escritor y Dibujante: Robert Crumb
Mi puntuación: 3

Comentarios