Cómics: Rituales / Murderabilia


Hoy vengo con dos cómics, que realmente tienen mucho en común, y es que realmente son dos cómics escritos por el mismo autor, un autor que realmente me ha convencido, y sobre el que sin duda quiero volver.
Estoy hablando de Álvaro Ortiz, el joven zaragozano se ha vuelto uno de los escritores de cómic españoles con mayor proyección, y lo cierto es que es un escritor bastante interesante, por su escritura ágil, intrigante y adictiva.

De momento los dos cómics que le he leído, ambos lanzados a través de Astiberri, son Murderabilia (2014) y Rituales (2015). Que en términos artísticos son bastante similares, siendo el propio Ortiz el encargado de este apartado también.

Tonos marrones, sepia, un dibujo retro y caricaturesco a veces, no es especialmente llamativo, pero lo cierto es que para el tipo de cómic novelesco que se trata, encaja bastante bien, siendo amable y cercano, pero a la vez original.

Así dejando a un lado la parte más artística, centrémonos en el guion, que al final es en lo que se diferencian ambas obras.

Personalmente me gustó más Murderabilia, siendo casualmente la que leí en segundo lugar, a pesar de ser anterior, y me gustó más por una simple razón, tiene un hilo argumental que se va desarrollado, ambas lecturas son ágiles como ya he dicho, y adictivas, así que por ese lado, tampoco puedo decir que Rituales no me haya gustado, pero en realidad este cómic, es más una serie de historietas que tienen un denominador común misterioso que al parecer envuelve a todo y a todos en un halo de mala suerte.

En Rituales tenemos a varios personajes que van y vienen, y luego otras historietas que no tienen base, que solo sirven para incidir aún más en el mal agüero y el misterio de una figura con forma fálica, al parecer de origen ancestral, que aparece en todos estos pasajes.
Lo malo quizá es que tratándose de una historia circular, no terminó, para mí, de forma satisfactoria, pero la lectura en sí, sí lo fue, hasta el punto de coger Murderabilia acto seguido.

En este segundo cómic, como he dicho antes tenemos un hilo argumental más solido que se va desarrollando, aunque seguimos teniendo un aura de desasosiego e intriga que te atrapan.

En forma de falsa autobiografía, se nos cuenta la historia de Malmö (sí, quizá el nombre de los personajes es de lo peor de Álvaro) un chico que ha terminado los estudios y se ha anclado en la desidia, viviendo en casa de sus padres, sin hacer nada, sin avanzar.
Muere su tío, y se queda con sus dos gatos, que como no podía ser de otra forma, durante días estuvieron alimentándose de él...

Así por tanto a Malmö se le ocurre, para sacarse algo de pasta, buscar compradores para los gatos, compradores que coleccionan "recuerdos" relacionados con la muerte y el asesinato. Así encuentra a un comprador que vive en un pueblo perdido al que decide ir personalmente a llevarlos. Quedándose al final durante una temporada, al fin y al cabo tampoco tenía nada mejor que hacer.

Así tenemos al propio Malmö, rodeado de un buen elenco de secundarios y al pueblo, que es casi otro personaje más, típico pueblo de supersticiones, envidias y rencores, con sus secretos, en este caso, lógicamente bastante sórdidos.

En fin, dos cómics no muy largos, que además se nos pueden hacer cortos, porque nos quedaremos fácilmente enganchados, como dije al principio seguiré leyendo a este chaval, a ver cómo avanza, porque bueno, me han gustado mucho estos dos cómics, pero realmente son bastante similares en su estructura, imagino que tampoco será plan de quedarse estancado en ese sota, caballo y rey, ya lo veré, de momento, recomendado, : )

Escritor y Dibujante: Álvaro Ortiz
Mi puntuación: 7/10

Comentarios