Cómics: Ciudad de Brumas / Ecos


Hoy vengo con una entrada triple, toma ahí, rizando el rizo, hehe, y es que dos de los cómics que voy a comentar son bastante breves, así que bueno, creo que no pasa nada.

De hecho, el primero del que voy a hablar, no puede considerarse siquiera un cómic, son ideas, historias inconclusas, que fueron recopiladas en un tomo llamado simplemente Sombras, que es lo que son, historias, en blanco y negro, en general bordeando el noir detectivesco, usando el blanco y negro, y poco más.
Estas historietas cortas, fueron llevadas a cabo por El Cubri, seudónimo adoptado por Saturio Alonso, en colaboración con Felipe Hernández Cava, en honor a Stanley Kubrick.

Como digo estas historias difícilmente llegan a algo más que ideas sin desarrollar, que pueden ser interesantes en un momento dado, con un estilo gráfico bastante interesante, pero nada más, no voy a ni a puntuarla, xD

Por otro lado tenemos Ciudad de Brumas de Andersen Gabrich, autor poco conocido y no muy prolífico que ha hecho algún pinito en el universo Batman y poco más.
Dentro de una línea de Vertigo que duró poco o nada llamada Vertigo Crime, publicó esta historia corta de un noir detectivesco nada interesante y lleno de clichés.
Detective violento que recibe buenas palizas, femme fatale, giro inesperado final que no termina de remontar una historia, que como digo, solo puede merecer la pena por lo corta que es.
El dibujante, Brad Rader, famoso por ser el director de animación de la serie Spawn de Todd McFarlane, tampoco sobresale, con un dibujo algo caricaturesco, todo en blanco y negro, ni serio, ni cómico, en tierra de nadie.

Un cómic absolutamente prescindible, los amantes de los noir, como yo, tenemos muchos otros títulos, más interesantes.

El "tapado" de esta entrada se trata de Ecos de Joshua Hale Fialkov, no muy prolífico en el cómic, casi siempre rodeando el terror, pero también metido dentro de los guiones de películas.
Ecos es uno de sus trabajos más exitosos, si bien, IMHO puede tratarse de un cómic un poco tramposo, funciona estupendamente y me parece realmente recomendable, en especial a los amantes del terror psicológico.

En Ecos nos metemos en la vida de Brian Cohn, un tipo normal, pero que tiene en su interior un problema del que realmente conocemos poco, y que aquí nos crea un interés y cierto desconcierto que ayuda a seguir la lectura, estoy hablando de que Brian es esquizofrénico, al parecer igual que su padre.

Acompañaremos a Brian en su vida normal que controla gracias a la medicación, pero que a pesar de lo cual sigue sin resultar nada fácil, y de ello seremos testigos, de sus crisis, del terror que le persigue...

Si la trama de Ecos no es gran cosa, su atmósfera opresiva y terrorífica, sobre todo gracias al excelente saber hacer del encargado de los lápices, Rahsan Ekedal, se eleva a un nivel notable.

Ekedal es otro tipo que se mueve en diferentes ámbitos, no solo en los cómics, y la verdad es que eso suele ser una hoja de dos filos, donde por un lado este tipo de artistas no se ciñen a lo convencional, puede que su experimentación no termine de cuadrar.
Pero lo cierto es que para un cómic de terror, donde la sorpresa es un factor primordial, se agradece, y como he dicho, Ekedal lo borda, completando una obra realmente que da gusto leer, y que tratándose de un cómic relativamente corto, cuesta dejarlo una vez lo comenzamos, lo cual siempre es una buena señal, ; )

Escritor: Andersen Gabrich y Joshua Hale Fialkov / Dibujante: Brad Rader|Rahsan Ekedal
Mi puntuación: 4-6/10

Comentarios