Cómics: Point Blank / Sleeper



Point Blank y Sleeper son dos "series cortas" que comparten varias cosas, la primera es que se desarrollan dentro del universo WildC.A.T.s, la segunda es que ambas están escritas por Ed Brubaker y la tercera es que son, en líneas generales, un noir detectivesco, pero por supuesto dentro de las peculiares características de este mundillo, pero vayamos por partes.

Ed Brubaker es un veterano escritor de cómics conocido, como casi todos, por sus pinitos dentro de las series clásicas, que si Capitán América, Daredevil o Catwoman, entre otros, pero también tiene bastantes cosillas alternativas, e incluso en solitario, lejos de ningún universo conocido, no obstante me voy a centrar por ahora en estas dos series, que como he dicho antes están dentro del universo WildC.A.T.s.

Este universo, del cual ignoro todo salvo estas dos series, y por tanto solo os puedo hablar ligeramente sobre él, se basa en una realidad distópica donde los superhéroes no son extraños, o más que superhéroes, llamémosles mutantes con poderes, pero que no por ello han de ser buenos, ni mucho menos, hay mutantes asesinos y criminales.
Por otro lado, también existe una evolución de la tecnología donde los no-mutantes pueden aumentar su poder gracias a implantes y nanotecnología.
Macrocorporaciones, gobiernos a la sombra, lo típico.

Siendo absolutamente lego de este mundillo, me he metido en estas dos historias de forma bastante curiosa, por un lado estás un poco perdido al comienzo porque no entiendes algunas cosas, pero luego mientras vas descubriendo el mundo donde se desarrollan, te llenan quizá más que si ya fuera un experto y no me pillaran por sorpresa.

No obstante creo que precisamente donde ambas historias brillan es gracias al buen hacer de su escritor, ya que sabe llevar ejemplarmente el noir con mucha "voz en off", ese humor sarcástico y pesimista del protagonista, y por supuesto muchos de los pilares del noir detectivesco, giros completos en la trama, femme fatale, decadencia, asesinatos, lo que nos gusta a los fans del género.

En Point Blank seguimos las desventuras de Cole Cash, conocido dentro del mundillo superhéroe como Grifter, que tiene entre otros poderes, telepatía, telequinesis y auto-curación, además de ser un increíble pistolero.
Cole lleva varios días con una extraña sensación de dejá-vù, como si hubiera perdido la memoria, sabe que ha quedado con un viejo colega, Lynch, un veterano y manipulador soldado que perteneció a O.I. (operaciones internacionles), una de esas organizaciones ultra-secretas que manejan el cotarro, sin embargo, antes de conocer la razón de que Lynch quisiera hablar con él, descubre que ha sido disparado y dado por muerto (se queda en coma), algo imposible tratándose de quien se trata.
Así Grifter comienza una investigación, intentando averigüar qué quería Lynch de él y quién ha intentado matarlo.

El dibujo de Point Blank corre a cargo de Colin Wilson, un veterano dibujante de cómics neozelandés, en especial de cómics independientes, "lejos de las cámaras", que parece ya haber abandonado el mundillo.
Su dibujo es potente, con trazos finos, y detalles envejecidos y rudos, quizá no sea un dibujo llamativo ni "bonito", pero en una novela de este tipo, dentro de este universo, me parece que encaja bien.

Ed nos dice en Point Blank que no es necesario conocer nada de WildC.A.T.s para leerla, y es cierto. En teoría Sleeper continúa donde ésta acaba, sin embargo, es más bien un camino alternativo, por lo cual tampoco es necesario haber leído la primera para poder leer la segunda, Ed también nos lo dice en ésta, haha
No obstante se llevan tan bien, con un tono tan similar y son tan notables, que merece la pena leer ambas, e incluso de seguido.

Como digo, Sleeper, continúa tras Point Blank, sin desvelar más de la cuenta, digamos que uno de los sospechosos de Cole de disparar a Lynch, es un tal Holden Carver, quien al parecer se ha pasado al bando de los malos.
Más exactamente parece haberse metido dentro de una organización llevada por un tal Tao, un tipo superinteligente que maneja hilos en altas esferas.

En Sleeper por tanto seguiremos los pasos de Carver, otro mutante, que no siente el dolor, puede auto-regenerarse, y liberar el dolor recibido en otros seres.
Sleeper es una serie algo más larga, donde Point Blank era más una mini-serie de cinco números, Sleeper son dos volúmenes de doce. No obstante esta serie es menos detectivesca y más "un juego de espías".
Esto juega a su favor y en su contra, por un lado siendo un noir detectivesco muy reiterativo en su esquema, puede hacerse algo pesado, por otro lado, puede expandir más el universo oscuro y decadente que nos ilustró ligeramente en Point Blank, a los no duchos en WildC.A.T.s nos viene bien, pero no creo que lo sea tanto para los expertos.

El dibujante de Sleeper es Sean Phillips, su eterno colaborador, con quien ha trabajado especialmente en otras obras "independientes" como Criminal o Incognito, series que tengo en mi lista de pendientes, además de trabajar en Hellblazer o Juez Dredd, entre otras.
Su dibujo es tambien oscuro, como el de Colin, quizá más detallista, pero sigue bien la línea del neozelandés.

En definitiva dos buenas series que encajan muy bien la una con la otra, al fin y al cabo son básicamente la misma historia. Es interesante leer una novela de este estilo dentro de un universo de superhéroes y mutantes, es distinto y el resultado, al menos en mi opinión, es más que correcto, gracias al buen hacer de su escritor.
Como he dicho antes, me ha gustado tanto como escribe que quiero seguir leyendo cosas suyas que ya me he puesto en mi lista de futuribles, ; )

Escritor: Ed Brubaker / Dibujante: Colin Wilson|Sean Phillips
Mi puntuación: 7|7/10

Comentarios