Cómics: Los Invisibles


Los Invisibles es la gran obra de Grant Morrison, al menos en solitario, porque bueno, es cierto que ha tenido temporadas largas en otras series más famosas, como JLA, y bueno, lógicamente como para gustos, colores, muchos dicen que lo mejor de Morrison fue All-Stars Superman.

En fin, sea como sea, este autor, del que ya hablé en su obra El Asco, tiene cierta historia dentro de los especialistas de cómics, siendo un tipo bastante alabado y criticado a partes iguales, digamos que es bastante peculiar, y esto lo demuestra especialmente en sus obras en solitario, dando lugar a lecturas bastante complejas. Yo más lego en estas lides, me baso en críticas y comentarios que he ido leyendo con el paso del tiempo.

Ya en El Asco vimos un desfase absoluto, si bien tenía partes interesantes y diálogos cojonudos, en general la lectura era muy dispersa, caótica y deslavazada. Se llevaba bien al ser un cómic relativamente corto, aunque también tenía muchas partes sórdidas e incómodas que al final quizá decantaban la balanza más hacia la puntuación "basura" que a la de "obra maestra", hehe

Pero es lo que digo, tanto el propio Morrison, como por lógica su obra, tienen dos corrientes muy separadas, los que lo ven como ilegible y carne de snobs, y los que creen que es un artista incomprendido creador de obras de culto.

La serie que ahora trato, Los Invisibles, es una serie bastante larga, dividida en tres volúmenes durante el transcurso de seis años nada menos.
Por un lado antes de leerla hay que tener en cuenta algunas cosas, lo primero lo dicho, y lo que dije en El Asco, Morrison es un escritor muy peculiar, usa mucha jerga futurista y pseudo-científica, es muy caótico, y seguir sus líneas es complicado, según él mismo reconoce, suele usar drogas recreativas a la hora de escribir, según algunos articulistas, incluso usa escritura automática bajo estos efectos, lo cual no me sorprendería por lo dicho, hay partes muy dispersas que parece que no van a ningún sitio, y otras que directamente, vale, están bien, pero sin ellas el cómic funcionaría igual. Ignoro si lo de las drogas es cierto o no, y tampoco me importa, pero es creíble.
Al fin y al cabo, también es cierto que Morrison se ha encargado de decir múltiples veces que esta serie es en parte autobiográfica, sobre sus ideas de la revolución del pensamiento y la magia gnóstica, en especial durante su experiencia en un viaje a la India y Nepal donde reconoce tomar drogas y tener algunos viajes "especiales", como por ejemplo ser abducido por extraterrestres... ejem... xD

Por otro lado también hay que comentar que el cómic se vio bajo la espada de Damocles de la cancelación casi durante toda su vida, de hecho el tercer volúmen es más corto de lo que se suponía y que el resto, pero al parecer eso no afectó a su desarrollo ni final, según el autor, pero puede que ciertas presiones sí que lo hicieran. Además de que siempre se ha hablado de que hubo cierta censura a su alrededor.

Y eso se puede realmente notar al leer los tres volúmenes independientemente pues tienen bastantes diferencias.
El primer volumen es el que más me gustó, sin embargo también es el más disperso, sigue un poco, salvando las enormes distancias, la línea de The Sandman, si bien la aproximación y el hilo central (si es que lo tiene...) son muy distintos, tenemos una gran aventura, con sus fábulas independientes, sus cuentos, mucha imaginación, ahora eso sí, en el caso de Los Invisibles, todo impregnado por reivindicaciones personales, abre los ojos a la realidad, la revolución, la anarquía.

En el segundo volumen, la historia tiene un hilo central más visible y el argumento es más fácil de seguir, tiene más acción, más aventura, por eso algunos críticos dicen que Morrison se vio presionado para que la saga tuviera una estructura más típica e intentar vender más. Puede ser.

El tercer volumen es el que concluye todo, quizá un poco apresurado, no obstante, Los Invisibles es un cómic abierto, y lo es desde el principio, puede que al final todo sea una alegoría, no queda claro nada, a pesar de que el escritor, en general, cierra los nudos argumentales, y por eso entra en juego la interpretación de cada uno, aunque ciertamente es lo que digo, Morrison intenta hacernos partícipes de sus ideales, la revolución, la anarquía, la magia, incluso la teología, por supuesto desde un punto de vista bastante discutible, y me refiero a que es dado al debate y la discusión sobre lo que hemos leído y lo que pensamos al respecto.

Por eso algunos críticos hablan de Los Invisibles y de Grant Morrison como filosofía, bueno, no llegaría a tanto, pero es cierto que te hace pensar en algunos momentos, y eso siempre es bueno.

Es interesante ver como sobre todo el primer volumen de Los Invisibles tiene muchas referencias en la primera película (la buena, xD) de Matrix, de hecho muchos hablan de plagio, ya que en ningún momento hay referencia al cómic en créditos ni nada, ya que salió antes y desde luego le podría haber venido bien algo de publicidad para los siguientes volúmenes que salieron posteriormente al enorme éxito de la película.
Morrison ha dicho en entrevistas que los hermanos Wachowski le comentaron participar en los cómics que acompañaron a la película, que admiraban su trabajo y cogieron inspiración de él, por parte de los directores yo no he leído nada, así que puede ser simple "venganza", pero es cierto que hay demasiadas evidencias que demuestran una influencia... llamémosle excesiva, como para ser casualidad, xD

Está claro que Morrison también coge inspiración de otros autores, esto es así, todos estamos influenciados por mil cosas, es inevitable, Philip K. Dick, Borroughs o el propio Neil Gaiman.

En resumen, Los Invisibles es un cómic interesante, contiene la marca de la casa de su autor, Grant Morrison, con sus pros y sus contras, cada uno es libre de decidir qué gana, no obstante, aunque la violencia, el sexo y las groserías existen, todo es menos excesivo y gratuito que en El Asco, y por tanto menos incómodo y llevadero, pero por otro lado, se trata de un cómic mucho más largo, así que bueno, lo comido por lo servido...

Por mi parte lo recomiendo, pero... desde luego para lectores con un poco más de base y estómago, hehe, por lo menos probar y luego decidid, ; )

La línea publicitaria con la que se lanzó Los Invisibles decía algo así: "imagina que todas las conspiraciones que has oído, desde las que crees hasta las que imaginas imposibles, son reales".
Y en ese punto es donde empieza el cómic, con un chico violento de Liverpool, Dane, en el seno de una familia desestructurada, quien por diversión, por rebeldía o por lo que sea decide quemar su colegio.
Tras intentar fugarse es capturado y le sentencian a ir a un reformatorio, donde ve ciertas cosas paranormales, pero antes de que le pase nada es liberado por un tipo extraño llamado King Mob quien dice pertenecer a un grupo revolucionario llamado Los Invisibles, y que ha venido a reclutarle, que debe ir con él a la Universidad Invisible donde entrenarle y descubrirle los secretos de la vida, o más bien, a que vea la realidad como es, ya que eventualmente Dane será el que salve al mundo (como Neo... de hecho King Mob tiene bastante parecido a Morfeo, pero de piel blanca, por poner dos ejemplos de muchos en relación a Matrix).

Allí conocerá al resto de protagonistas de la serie, gente con poderes, en general más bien mentales que mágicos, aunque en ningún momento Morrison rechaza usar esa palabra.
Al parecer Los Invisibles luchan para que el mundo abra los ojos y vea la realidad, la realidad de un mundo gobernado por unos monstruos con aspecto de insecto llamado los, a veces Arcontes, a veces Arcones, que o están en el poder o controlan a los que están en él y guían al mundo como si fuera un rebaño de ovejas. ¿Hacia dónde? Ya iremos descubriendo ésta y muchas otras preguntas que nos afectan y mucho... hehe

Otra de esas ideas de Morrison que se fueron al traste fue que pretendía que cada arco argumental lo dibujara un dibujante distinto, pero al final acabó usando un montón de dibujantes, repitiendo, varios en un mismo arco, incluso en los últimos ejemplares, varios en un mismo número, así que en fin...
No obstante el estilo esta bastante bien llevado a pesar de tantos dibujantes y no hay demasiadas diferencias entre unos y otros.
Steve Yeowell, Jill Thompson o Chris Weston, dibujante que me gusta mucho y con quien volvería a trabajar en El Asco posteriormente, son algunos de los que más participaron.

Escritor: Grant Morrison / Dibujante: Muchos
Mi puntuación: 6/10

Comentarios