Cómics: 100 Balas


Como ya dije en su momento, tras The Sandman llegaron hasta mí varias "novelas gráficas" largas y con repercusión.

A pesar de que Predicador, supuestamente un cómic de acción me decepcionó soberanamente, otra de esas series era 100 Balas, también principalmente un cómic de acción.

Sin embargo, una vez te pones a leer esta serie de Brian Azzarello eres consciente de las enormes diferencias, donde Predicador era una road movie muy centrada en sus tres protagonistas, 100 Balas es justo lo contrario, básicamente un noir coral con gran cantidad de personajes, donde termina un arco con x, y empieza otro con y, y cuando termina o tras varios, vuelve a aparecer x, hasta que algunos empiezan a cruzarse... y en fin.

A Azzarello se le da genial el noir, especialmente las conversaciones, tan importantes en el género usando el cinismo, el sarcasmo, y claramente también la testosterona.
Los hombres son machotes, unos no fallan a a la hora de los disparos, otros no sienten el dolor cuando los reciben, y todos son básicamente unos desalmados, quien más quien menos.
Y las mujeres son unas femme fatale abrumadoras.
Bueno, yo no tengo queja con eso, el género noir ha sido así siempre, no creo que sea cuestión de cambiarlo ni de acusar a nadie a estas alturas.
No obstante hay mujeres protagonistas, fuertes e importantes, ojo.
Pero dicho queda...

En mi opinión, precisamente el éxito de 100 Balas es lo bien llevada que está la trama con tanto personajes, con unos empatizaremos más que con otros, pero todos tienen su punto.
También ayuda que todos estén bastante bien desarrollados, no faltan los flashback, idas y venidas en el tiempo sin avisar, que a veces es difícil seguir la trama y saber en qué punto estamos.
Esto se hace especialmente complicado en el spin-off basado en uno de los personajes principales, Hermano Lono, del que quizá hable en otro momento, pero aquí también puede ser un problema, para mí el punto débil de la saga, que a veces nos perdemos, no porque sea complicada, si no porque no sabemos si la acción está transcurriendo ahora o en el pasado.

Lo que es bueno para una cosa, no lo es para otra, ya es cosa nuestra decidir hacia dónde cae la balanza

Tratándose de otra serie larga, duró 10 años hasta el emblemático número de 100 ejemplares, la acción evolucionó de la premisa inicial a lo que se convirtió luego, que a la postre es mucho más interesante, pero no voy a entrar en eso.

Os puedo decir eso sí, que el cómic empieza cuando ciertas personas a las que les ha ocurrido algo de lo que "vengarse", se les aparece un tipo que les dice: aquí tienes un maletín con pruebas irrefutables de que lo que te pasó fue culpa de fulano, una pistola y 100 balas irrastreables, haz lo que quieras con ellas, pero pase lo que pase, nadie investigará cuando las encuentre y si te metieran en la cárcel por lo que hicieras con ellas, sobreseeran el caso.
¿Tú qué harías?

Pues ahí está el meollo, unos hacen lo que su moral les dicta, otros directamente no la tienen, hehe
Aunque como ya he dicho, la trama evoluciona y eso es solo el pistoletazo de salida para un argumento con mucho suspense, adictivo y excelentemente enlazado a través de sus números.

Desde luego la clave de que la serie triunfase fue Azzarello, esta misma historia contada de otra forma no habría sido lo mismo, seguramente no habría durado tanto tiempo tan arriba.

Sea como sea, un muy buen cómic, adictivo, recomendable y adulto.

Escritor: Brian Azzarello / Dibujante: Eduardo Risso
Mi puntuación: 7/10

Comentarios