Eternal Quest


Eternal Quest
Tamsoft: 2002 Japón / 2004 EEUU (Inglés)

Eternal Quest es un juego ridículo en toda la definición de la palabra... pero sinceramente no lo es mucho más que juegos hoy en día tan hipsters, indie y megachupiguays como Hotline Miami, de hecho se está recuperando peligrosamente este toque irritante y frustrante de los juegos antiguos más flojos como si fuera lo más de lo más... pero bueno, que cada cual jeugue a lo que quiera...

Eternal Quest es un juego horrible, pero he leído a algunos decir que si aceptas y superas sus fallos puede resultar en un juego relativamente disfrutable... pero vamos, es que sus fallos son prácticamente todo, pero vamos a intentar ir por partes.

El argumento (=) es de lo poco que podía haber sido medio aceptable, porque parte de una premisa medio interesante, en una realidad alternativa en la época de los samuráis donde nuestro protagonista busca venganza. Bueno, vale, no es nada nuevo ni demasiado interesante, pero algo es algo... el problema es que después de eso que nos lo cuentan como introducción antes de empezar a jugar, no hay nada más, se acabó el argumento.

Los gráficos (=) son literalmente penosos, lo peor del título con diferencia, aún ya siendo un juego de lo más flojo que nos podemos encontrar, no sólo los gráficos son malos, si no que encima son repetitivos, los enemigos son siempre los mismos cambiando de color, y encima las animaciones son malísimas... El apartado sonoro (=) no mejora demasiado, prácticamente no hay nada, los efectos de sonido brillan por su ausencia y/o son repetitivos, y las músicas, aunque tienen ese toque oriental interesante, son bastante neutras y a veces demasiado techno para un juego de este estilo...

La jugabilidad (=) es floja en general, porque en una palabra, este juego es muy primitivo, pero vaya de retrotraernos a la Amiga y el Spectrum prácticamente...
Eternal Quest se trata de un rogue-like con vista cenital, donde recorreremos 50 niveles de mazmorras creadas aleatoriamente, y esto es de lo poco interesante, que tenemos que superar del tirón. Lo cual es todo un reto, que variará cada vez que lo juguemos, porque tanto los objetos, como los enemigos, como los mapas serán distintos. Y cuando digo del tirón, me refiero del tirón, porque no hay checkpoints, ni puntos de guardado, ni nada de nada, cuando morimos, empezamos otra vez desde el principio a nivel 1...
La única forma de guardar es al estilo Diablo, "salir y guardar" por si queremos dejarlo y continuar más adelante, pero si nos matan justo después de cargar la partida, habrá dado igual...
Esto es obviamente todo un reto, pero de lo más frustrante e irritante, hay que echarle bemoles.

El progreso (+) es relativamente bueno, porque recompensa bastante el ir subiendo de nivel, los enemigos en general nos causarán bastantes daños, sin embargo, el mismo enemigo inicial que nos pone en apuros cada dos por tres, al subir un par de niveles y encontrar una armadura, casi ni nos toca a partir de entonces...

Y el gran problema ya no es solamente técnico, si no que el combate (=) es todo un despropósito, en teoría es por turnos, pero realmente no es necesario tenerlo en cuenta, porque realmente nos da igual.
Tenemos dos tipos de ataque, uno cuerpo a cuerpo y otro a distancia. Como decía antes nuestra vida es bastante limitada, si aleatoriamente tenemos la mala suerte de encontrarnos con enemigos poderosos antes de tiempo, estaremos vendidos. Las armas tienen una resistencia predefinida y acabarán por romperse, teniendo que volver a armas inferiores o directamente a luchar cuerpo a cuerpo, que prácticamente es sinónimo de morir en breve, si tenemos la mala suerte de que aleatoriamente no nos aparezcan armas, estamos fuera.
Por cierto, también tenemos un botón para defender, pero está horriblemente implementado, ¡va con retraso! y será casi imposible acertar con el momento exacto, lo que añadido a que nuestro personaje a veces defiende solo, acabaremos directamente por no usar el bloqueo nunca...

Por lo tanto Eternal Quest no es tanto un juego de habilidad como un juego de suerte, si tenemos suerte de encontrar progresivamente enemigos asequibles, objetos para irnos curando, armaduras con las que sufrir menos daños y armas para no quedarnos sin ellas, tendremos posibilidades de avanzar, en un juego flojo pero mínimamente entretenido, en caso contrario, cuando nos maten y tengamos que empezar desde el principio unas cuantas veces, cogeremos el disco y lo tiraremos lo más lejos posible, : )



VALORACIÓN: E

-> GameFAQs: Average Score: 3.7
-> MobyGames

Comentarios