Shin Megami Tensei: Devil Summoner: Raidou Kuzunoha vs. The Soulless Army


Shin Megami Tensei: Devil Summoner: Raidou Kuzunoha vs. The Soulless Army
Atlus: 2006 Japón y EEUU / 2007 Europa (Inglés)

Devil Summoner es una de las líneas de universo Megaten (también conocido como Megami Tensei), un universo de juegos bastante extenso con multitud de titulos y líneas con muchos años a sus espaldas de Atlus.

Esta saga se caracteriza entre otras muchas cosas por ser bastante oscura, en general revoloteando temas demoníacos, mitológicos y siendo una saga muy japonesa, de hecho tardó muchas entregas en llegar a occidente porque los desarrolladores pensaron que no tendría éxito, y probablemente en otros tiempos tenían razón.

En el caso de los Devil Summoner, como su nombre indica, tienen en común la presencia de un invocador de demonios, siendo el primero de los juegos de esta línea lanzado para Sega Saturn en 1995 y el que voy a comentar hoy es su tercera parte.

En el caso de este Raidou Kuzunoha vs. The Soulless Army, tenemos a Raidou Kuzunoha como protagonista, el último del clan Kuzunoha, una saga de invocadores de demonios, que una vez está preparado para continuar su linaje es convocado por su culto ancestral para encargarse de mantener, o más bien contener, a los demonios del lado oscuro para que no intervengan en la realidad.

El argumento del juego (++) para ello es de lo más interesante, ya no sólo por tener un trasfondo, que a mí siempre me va a atraer con el tema de los demonios y la oscuridad, lejos de chorradas infantiloides y derroche de colorines, si no porque el juego comienza cuando nuestro protagonista para mantener su coartada se une a un investigador privado y por tanto nuestro trabajo será detectivesco con lo que ello conlleva, buscar y explorar. El progreso (=) no está del todo mal, evoluciona constantemente y es adictivo, si bien por otros aspectos puede terminar siendo tal vez demasiado repetitivo y por tanto no tan atractivo como podría haber sido.

Y esencialmente es debido a una jugabilidad (+) más irregular, sobre todo porque no hay tregua, vayamos por donde vayamos estamos expuestos a los encuentros aleatorios. En este juego no hay diferenciación entre ciudades y mazmorras, las ciudades son también "mazmorras", hay batallas incluso dentro de las casas que investigamos, por tanto puede hacerse bastante cansino todo este sistema de tantas batallas. Por otro lado el juego, o más bien toda la saga, tiene un pequeño y macabro toque de mascotas, aunque en este caso vaya mascotas, pues no son ni más ni menos que los demonios que nos vamos encontrando en el campo de batalla, que podemos ir uniendo a nuestro lado para que nos ayuden en nuestra misión. Para esto, además de poderlos unir, existe un sistema de experimentación con el que unir el "ADN" de dos demonios resultando otro distinto, mejor o peor, pero vamos, un sistema interesante para "¡tenerlos a todos!", hehe

Los combates (++) están muy bien, principalmente porque son bastante distintos a lo habitual, es un poco una mezcla de varios sistemas, corta con los turnos que son típicos del universo Megaten, para pasar a ser un A-RPG, pero no como estamos acostumbrados. Como digo las batallas son por encuentros aleatorios, vamos explorando, aparece un encuentro y nos encontramos en un escenario relativamente pequeño contra todos nuestros enemigos, donde no hay demasiada movilidad, luchando en tiempo real con nuestro personaje, que además tampoco es demasiado poderoso, por lo que normalmente estamos apoyados por los demonios que vamos invocando, es bastante curioso y sinceramente, me gustó a pesar de no ser muy amante los A-RPGs.

Los personajes (=), bueno, en realidad solamente tenemos a uno, aunque realmente es un personaje bastante curioso, a pesar de que es el típico personaje mudo que no dice nada, sin embargo es peculiar y muy japonés, algo que como contrapunto es agradable. El resto de "personajes" son los demonios que vamos capturando y nos ayudan en las batallas, además de algunos NPCs interesantes pero que no terminan de profundizar en demasía.

Los gráficos (+) son excelentes, sin necesidad de grandes alardes, siendo un juego oscuro, hace un perfecto uso de los efectos de luces, la luna, la noche, los colores sepias y gastados, la suciedad, los demonios grotescos y a la vez atractivos, en fin, a mí me encantó. Los sonidos (+) también son muy buenos, especialmente los efectos de sonido y las voces, todo siguiendo la ambientación terrorífica del título, las músicas sin embargo no son tan notables compuestas por Shōji Meguro, pero en general es un apartado más que correcto.

Una de las cosas que más se le criticaron en su momento, a parte del cambio del sistema de batallas, que al final es cuestión de gustos, es que era relativamente corto, y puede que efectivamente lo sea en comparación con otros J-RPGs, un género generalmente con juegos bastante extensos, pero teniendo en cuenta que la duración de los videojuegos cada vez es menor, no creo que sea precisamente una pega para este Raidou Kuzunoha vs. the Soulless Army, que sinceramente me ha gustado más de lo que esperaba, pues aunque lo poco que he jugado al universo Megaten no me ha disgustado, tampoco me ha llamado demasiado nunca la atención.
Vayamos ahora a por la segunda parte de esta "minisaga", a ver qué tal, : )



VALORACIÓN: B+

-> Metacritic: Metascore: 74 / Userscore: 8.8
-> Megami Tensei Wiki
-> Página Oficial
-> Wikipedia

Comentarios