Yo, Mi Peor Enemigo



El tratamiento de las personalidades múltiples no es algo realmente nuevo, sin embargo, la puesta en situación de "Yo, Mi Peor Enemigo" sí es algo más original de lo que solemos ver.

En un mundo contemporáneo como en el que vivimos, aunque se muestra el uso de tecnologías que, sin poder decir que no existan realmente, no son públicas hoy en día, un proyecto voluntario del gobierno estadounidense, ha logrado implantar una identidad oculta en varios agentes de élite, una forma teóricamente perfecta de separar la personalidad del espía y "asesino" por razones de seguridad y la del perfecto ciudadano inocente y encantador que hasta tiene familia.

Para ello un programa informático realiza la tarea de des/activación de la personalidad cuando es necesario, sin embargo como todos sabemos, la tecnología no es perfecta y un error en nuestro protagonista, interpretado por un renacido en la pequeña pantalla Christian Slater, hace que ambas personalidades se activen aleatoriamente.

Edward, el espía tendrá que lidiar con lo que menos le gusta, la familia, mientras que Henry, el inocente y débil, tendrá que aparentar ser un espía a pesar de sus limitados conocimientos y cualidades para ello, a pesar de que en realidad se trata de la misma persona.

La serie a pesar de que comenzó relativamente bien, perdió paulatinamente espectadores hasta que se puso en duda una segunda temporada que al final nunca se grabó, cancelándose y dejando un cliffhanger, vamos que no resuelve nada y deja todo en el aire.

Y eso que al menos en mi opinión, ocurre justo al contrario, la serie empieza un poco floja, pero poco a poco ambas personalidades deben empezar a trabajar juntas por su bien, la trama se complica con más y más hilos entrelazados, misiones más arriesgadas y en definitiva, que lo que comenzó siendo un visionado sin demasiado interés pero aceptable sabiendo que únicamente era una temporada, terminó con ganas de que no hubiera sido cancelada, pero bueno, es lo que hay.

Como decía Christian Slater es el protagonista, y la verdad es que actúa bastante bien, como digo, parece haber vuelto un poco a la palestra gracias a estas actuaciones en seriales después de haber sido completamente relegado a series b o peor aún...
No cabe duda de que es el protagonista absoluto, debido a que precisamente lleva dos personajes centrales, el resto no son más que acompañantes, la mujer de una de sus personalidades, la amante de la otra, su compañero de fechorías, su jefa o el director de la misión, realmente no hay muchos más personajes ni tampoco un enemigo final, tal vez relegado a una segunda temporada que no llegó.

Como siempre suelo decir, estas series de una única temporada son siempre interesantes, porque aunque puedan hacerse cortas y terminen sin un final real, mejor eso a que se hagan largas e insoportables y terminemos "pidiendo la hora".

-> Wikipedia

Comentarios