The Witcher 2...


Como creo haber dicho en alguna ocasión, cada vez me interesan menos los juegos actuales, con tanta casualización, con tanta consolización, con tanto gráfico... al final la mayoría o no me interesan o me decepcionan, así que cuando un juego realmente me interesa, prefiero no seguirlo demasiado, no ver trailers ni nada de eso.

Primero, porque cada vez más, los trailers de los videojuegos son como si fueran películas, donde desvelan más de lo que deberían, y segundo, porque prefiero llevarme una sorpresa que una decepción, y en tal caso prefiero hacerlo una vez haya salido, para al menos "obligarme" a darle una oportunidad que no abandonarlo a su suerte...

Pues bien, por eso mismo The Witcher 2, el que me pasé hace unos días, me ha decepcionado mucho, no sabía nada de él, ni cómo iba a ser, ni si iba a cambiar su jugabilidad como así ha sido. Y realmente es una verdadera lástima.

Era imaginable, porque lamentablemente es lo que piden los jugones de hoy, gráficos superchupiguays y jugar en consolas, por eso ya era reticente cuando supe que The Witcher 2, a diferencia del anterior, saldría en consolas... eso nunca jamás es bueno.

Por tanto, la jugabilidad ha cambiado, parece que el fin de los RPGs con control del ratón ha llegado, ahora la acción domina por encima de todo, se acabó la estrategia, se acabó la táctica, ahora todo es machacar botones y teclas...

Gráficamente el juego es bueno y la música también, está claro que el nuevo motor de CD Projekt es más que correcto, pero sinceramente es lo que menos me interesa, además de que en mi opinión deja mucho que desear, no muy bien optimizado y con texturas que se solapan, especialmente con los jefes, que suelen ser enemigos de gran tamaño y mal adaptados.
Lógicamente sin poder apuntar con el ratón, a la hora de hacer objetivo a los enemigos es más complicado, mucho peor, luchar contra varios adversarios a la vez es simple cuestión de tiempo, o matas o te matan, ya no hay un planteamiento de atacar primero a éste o a ése, intentar que no nos rodeen, ir alternando entre enemigos...
Además de ser realmente penoso que cuando quieras coger un objeto del suelo y interactuar con algo, ataque, y al contrario, que atacando, de repente se ponga a encender una luz... para esto han hecho que no se pueda interactuar con algunas cosas mientras se lucha y por tanto para poder coger objetos del suelo hay que esperar un rato después de haber matado al último enemigo "cercano", cutre, cutre.

De hecho el prólogo del juego nos deja claro que esto va a ser un hack & slash con experiencia, una verdadera pena, otro Elder Scrolls...

Y eso a pesar de tener un argumento bastante sólido y bueno como para haber sido mucho más, un personaje carismático, ese punto adulto que se agradece por no ser habitual y un largo etcétera que, sin ningún tipo de duda, deja a su primera entrega aún más idolatrada, muy superior a ésta.

Como digo al final me lo pasé, por el interesante argumento y con el deseo de que algo me hiciera cambiar de opinión, pero no ha sido así... no lo veo nada claro... otra decepción más.

Comentarios