La Vía Láctea (Buñuel)


Se dice que Buñuel era profundamente ateo, sin embargo, dos de sus mejores producciones, al menos en cuanto a crítica, son religiosas o al menos se desarrollan en temas religiosos, el excelente mediometraje "Simón del Desierto" y la cinta de la que voy a hablar hoy, "La Vía Láctea".

Lo cierto es que Buñuel es uno de mis directores preferidos, por ser atrevido, por mostrar las cosas desde un punto de vista completamente nuevo y distinto, el suyo.
No he visto toda su filmografía, aunque espero completarla algún día, no obstante, sus películas más generalistas me llaman menos la atención, de ahí que precisamente "La Vía Láctea" me llamara tanto, porque había leído mucho que era una película difícil, compleja y bastante excéntrica.

No obstante ya con mi preferida de su catálogo, "El Ángel Exterminador", sabía de sus locuras y excentricidades, pero La Vía Láctea, como hacen sus protagonistas, es un verdadero viaje lleno de extravagancias y situaciones extrañas, donde todo y nada es lo que parece.

La película con un claro componente religioso, a pesar de que sus protagonistas sean más bien unos pícaros que con la excusa de hacer el camino de Santiago, van sobreviviendo como pueden, sin embargo, con viajes en el tiempo incluidos, extrañas divergencias, anacronismos varios, escenas sin relación con el hilo argumental, se nos presentan algunos de los mayores enigmas de la religión, básicamente cristiana, aunque se toma de una forma general.

Son constantes las discusiones entre diferentes escuelas del cristianismo, desde duelos literales, hasta verbales con aún incluso peores consecuencias, la religión a través de la carne hasta el ateísmo, del loco cuerdo, al cuerdo loco, y por supuesto, las tentaciones del diablo y sus rameras...

La película es una consecución de situaciones que te piden más y más, ¿qué habrá a continuación?, ¿qué significará esto?
Muchas conversaciones, aun siendo ateo, crean interés, aunque sólo sea por el mero hecho histórico/cultural, muchas dudas que, lógicamente no se resuelven, al fin y al cabo son enigmas eternos, nos hacen pensar y eso, siempre es algo bueno.

A pesar de ser una película "antigua", ha envejecido muy bien, probablemente por lo dicho antes, trata temas que seguramente siempre estarán ahí, o por lo menos, siguen siendo parte importante de la religión, algo actual, en una época donde cada vez más gente abandona la religión pero a la vez los religiosos parecen extremarse.

Como digo, aunque no nos interese la religión, la película es ágil y entretenida, tiene ese toque genial de Buñuel, que la hace aun más interesante de lo que ya es, por lo que recomiendo que todo el mundo la vea, y por extensión, que sigan con el resto de la filmografía de este maestro "olvidado", porque merece la pena.

-> Filmaffinity

Comentarios

  1. maestro olvidado???? por quien? para nada es olvidado

    ResponderEliminar
  2. Bueno, todo es cuestión de opiniones, además de que era un poco un juego de palabras por su película "Los Olvidados".

    En cualquier caso para mí, sí es un olvidado, y bastante, más aun teniendo en cuenta que era español.

    No sólo es un olvidado comercialmente, porque ver una película suya por televisión, incluso de pago, no es fácil, si no también culturalmente.

    Entre mis conocidos, unos más aficionados al cine que otros, algunos conocen muchos otros grandes "genios" más populares, pero de Buñuel, ni papa.

    No obstante, como digo no deja de ser mi opinión... aunque en una busqueda rápida en Google, no soy el único que lo piensa.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario