Roma


Llevaba tiempo detrás de esta serie de la que tantas cosas buenas había oído hablar, que si mezclaba de forma magistral la realidad, en este caso historia, con la ficción, que si era igualmente interesante como adictiva y entretenida, que si a pesar de no ser una serie de acción, mantenía muy buen ritmo narrativo...

Lo cierto es que el que fuera una serie histórica y bélica me echaban un poco para atrás, porque me esperaba un desarrollo lento e incluso previsible, al fin y al cabo todos sabemos lo que le pasó a Julio César...

El hecho del también relativo éxito y recomendación de la serie Spartacus, de la que imagino es comparable, me hizo decidir a verme ésta primero, por cuestiones cronológicas, a la otra que aún tengo pendiente. Como ya he dicho en más de una ocasión, no soy tipo de prisas en cuanto a series, ni tengo la necesidad de otra gente de estar a la última y/o ver los capítulos en versión original para poder contarlo a los cuatro vientos...

Sin embargo, una vez me puse a verla me resulto extrañamente fresca, ignoraba que realmente la serie tenía como coprotagonistas a dos soldados romanos, ficticios, y que realmente César es más bien un secundario. No obstante la trama tiene muchas ramificaciones por lo que los protagonistas, Lucio Voreno y Tito Pullo, realmente no se llevan tanto protagonismo habiendo otras tramas paralelas en Roma con las intrigas de la familia de César, la amante del mismo, la familia de Voreno, la huída de Pompeyo y sus aliados, incluso hay tiempo para mencionar a Cleopatra y a los egipcios.

Así el resultado es el de una serie muy interesante que te atrapa capítulo a capítulo, que por cierto son considerablemente largos, alrededor de los tres cuartos de hora, con buenos giros argumentales basados obviamente en la parte ficticia de los dos protagonistas, enlazando bastante bien con la parte histórica de la entrada de Roma de Julio César, su ascenso al poder, la mencionada huída de Pompeyo y obviamente la muerte del primero.

Es curioso, que una de las cosas que más me sorprendieron fue la muerte de éste, como final de la primera temporada, sabiendo que aún quedaba una segunda, me dejó un poco sorprendido con lo que estaba por venir después de este sin lugar a dudas clímax.

No obstante esta segunda temporada, que llegó un poco por aclamación popular, no en vano, el éxito de Roma fue considerable, explica bastante la época post-César, de la ya de por sí decadente Roma, la lucha de poder posterior y en fin, lógicamente continuando y acabando las abiertas tramas de los dos protagonistas.

Las actuaciones son brillantes, de casi todos los actores, aunque probablemente brille sobresaliendo Ciarán Hinds como César, los dos protagonistas también son bastante notables, Kevin McKidd y Ray Stevenson.

Una de las pocas cosas que no me gustaron, es que aún siendo una serie lenta y con un ritmo considerablemente aceptable acorde con lo sucedido históricamente, el cambio en la actitud de Bruto, a la sazón, asesino de César, con respecto a éste apenas se profundiza, a pesar de irlo masticando capítulo a capítulo, pasa de una fidelidad absoluta, inquebrantable a pesar de las tentaciones que aparecen en muchos episodios, al desprecio total y a decidir asesinar al César en apenas un capítulo...

En definitiva, una serie, técnicamente y en cuanto a actuaciones al menos notable, y que luego mezcla una interesante y activa trama ficticia con dos personajes muy interesantes, el lógico y racional Lucio Voreno, con el visceral y sensible, Tito Pullo, que como buenos Don Quijote y Sancho Panza, parecen entremezclar sus personalidades poco a poco, aún cuando en más de una ocasión parecen abocados a separarse para siempre; con hechos históricos que han demostrado muchas veces ser de interés, y es que el periodo histórico de Roma siempre ha llamado mucho la atención por encima de otras civilizaciones, no obstante es uno de los periodos con mayor información escrita.

Así por tanto no puedo más que recomendarla, aún más cuando al tratarse de dos únicas temporadas, aún los más reticentes pueden ver que no puede hacerse demasiado pesada ni infinita como otras series que parece que nunca acaban y que tienen lógicos altibajos cuando se alargan en demasía.

La serie pertenece a ese conjunto de series, principalmente de la HBO, que costaban tanto hacerlas, básicamente por la ambientación, que tuvieron que cancelarlas por cuestiones monetarias.
Supuestamente la idea era hacer cuatro temporadas, pero ya en la segunda los guionistas sabían que iba a ser la última, por lo que en cierto modo tuvieron tiempo para darle un final digno, aunque tuvieran que saltarse cosas o acelerarlas.

Se comentó la posibilidad de que hubiera una película preparada para terminar correctamente el argumento de la serie, sin embargo, después de varios retrasos y falta de financiación, parece que la cosa se ha terminado olvidando...

-> BBC

Comentarios