Perdidos



Bueno, como soy una persona sin urgencias y ya que Perdidos justamente no es una serie de mi devoción ha sido justo ahora cuando la he terminado de ver, como me pasa con muchas series, en especial las más largas, la acabé por inercia, por ver cómo acababa.

Precisamente por esto, creo haber sido una de esas personas a las que no les ha gustado el final, ya que de lo poco que me seguía interesando de la serie era encontrar algunas respuestas, falsas, fantasiosas, ficticias, lo que fuera, pero respuestas. Ese final tan light, tan religioso, tan políticamente correcto me ha dejado un poco frío, pero bueno, al final ha acabado, y como decía que no me gustaba demasiado, pues el final tampoco ha sido precisamente lo peor.

Quizá uno de los aspectos que me hicieron desestimar esta serie fueron sus personajes, bastante apáticos para mí, alguno que tal vez sobresalía rápidamente demostraba su peor cara para volver a la mediocridad, lo que junto a unas actuaciones en general bastante olvidables también, me dejó un apartado técnico bastante flojo.

Por el lado positivo sin duda la interesante trama misteriosa alrededor de una isla tocando, quizá de una forma demasiado grandilocuente y presuntuosa, temas filosóficos y físicos, no en vano entre los personajes de la serie están Locke, Hume o Faraday...

Sea como sea, está claro que Perdidos ha sido una serie distinta y muy intrigante que no ha dejado indiferente a casi nadie.

Podéis leer un resumen explicativo muy detallado y altamente interesante, por supuesto no para el que aún no la haya visto en este blog de cine y series, igualmente interesante, Tierra de Cinéfagos:

-> El final de “Perdidos” (y el resto de la serie) explicado de forma clara y sencilla. Sí, incluso lo de los osos polares.

Comentarios